Ver personas a través de las paredes con WiFi

Un equipo de investigadores ha creado un método que permite la detección tridimensional de cuerpos humanos en interiores. Este sistema, que funciona con la infraestructura wifi existente, no solo identifica la presencia de personas, sino que también rastrea sus movimientos en tiempo real, abriendo un nuevo horizonte de posibilidades para la seguridad y la automatización del hogar.

Un reciente estudio de la Universidad Carnegie Mellon, divulgado a través de arXiv, destaca el uso de “DensePose”, una tecnología avanzada que mapea los píxeles de la superficie corporal en imágenes. Esta herramienta, en conjunto con redes neuronales, permite detectar la ubicación espacial de personas mediante la interpretación de las alteraciones que causan en las señales wifi, lo que representa un avance significativo en el campo de la visión por computadora y la inteligencia artificial.

Cómo conocer la ubicación de las personas “sin verlas”

El informe expone el progreso en la creación de tecnologías alternativas a las cámaras y dispositivos de alto costo, como el LiDAR, que oscilan entre los 600 y 700 dólares, para la detección de personas. Este nuevo enfoque aprovecha dispositivos más económicos, con precios alrededor de los 30 dólares, para ofrecer una solución accesible y eficiente en la visualización y seguimiento de individuos sin necesidad de equipos tradicionales de imagen.

En el experimento se emplearon routers TP-Link Archer A7 AC1750, ubicados en los extremos opuestos de una habitación. Con la presencia de varias personas en el espacio, se utilizó inteligencia artificial para analizar cómo afectaban la señal wifi. Esta data fue procesada mediante DensePose para crear representaciones tridimensionales de las figuras humanas.

El experimento demostró que, en la mayoría de los casos, se lograron crear representaciones detalladas de las personas en la sala. Los investigadores destacaron que la precisión de estas estructuras era comparable a la obtenida mediante “algunos enfoques basados en imágenes”.

De acuerdo con los investigadores, una de las ventajas de este método sobre las cámaras es que las estimaciones de la estructura del cuerpo humano son “más respetuosas” con la privacidad humana. Además, no se requiere luz y el sistema es capaz de detectar poses corporales aun cuando hay objetos adicionales en el camino que podrían oscurecer la vista si se tratara de una cámara tradicional.

El sistema ha demostrado ser eficaz en numerosas instancias, según lo presentado por los investigadores; sin embargo, aún enfrenta desafíos al identificar y posicionar a las personas, especialmente cuando adoptan “posturas atípicas o poco comunes”. Además, su eficiencia se ve comprometida en espacios con alta densidad de personas, siendo tres individuos el número óptimo para su reconocimiento efectivo.

Un nuevo nivel de “privacidad”, según los investigadores

Los investigadores consideran que el analizar las señales wifi puede servir como sustituto de las cámaras RGB normales para detectar personas en una habitación.

Este desarrollo tecnológico representa un avance significativo en la protección de la privacidad a un costo accesible. La capacidad de esta tecnología para adaptarse y monitorear el bienestar de las personas, así como identificar comportamientos “sospechosos” en el hogar, la posiciona como una herramienta valiosa para la seguridad y la asistencia sanitaria domiciliaria.